Que ver en Sliema

que ver en sliema

Sliema es una pequeña ciudad que junto con St Julian y Paceville forman un conjunto de pueblos que se sitúan en la parte noroeste de La Valletta.

Estos pequeños puertos pesqueros y comerciales, se han convertido en una de las zonas de animación en la isla, donde encontraremos diversos locales de ocio, restaurantes, comercios y bares en los que tomar tranquilamente una copa.

Es una de las zonas donde más gente se aloja durante su estancia en Malta, su paseo marítimo está repleto de hoteles y apartamentos.

¿Cómo llegar a Sliema?

Sliema es una ciudad muy bien comunicada, no vamos a tener ningún problema en llegar desde la capital, simplemente bastará con tomar uno de los económicos transbordadores desde La Valletta, atravesar el estrecho que las separa (Marsamxett Harbour) y en menos de 1 km habremos llegado.

Si has alquilado un coche para tu estancia en malta, puedes rodear sin problema el estrecho que las separa, tardarás un poquito más pero tal vez el viaje te sea más cómodo, sobretodo si no eres muy fan de los transbordadores.

Que ver en Sliema, todo lo que puedes hacer

Si lo que buscas es una zona animada en la isla, Sliema es una de esas ciudades llenas de vida, sin importar la hora, sus calles siempre tienen un ambiente animado, llena de comercios y lugares en los que hacer una parada, nosotros te recomendamos los siguientes planes:

 

Visitar el paseo Marítimo (The Ferries)

El paseo marítimo, es una zona que tanto los turistas como los malteses suelen visitar, es uno de los puntos donde más ambiente encontrarás, lleno de hoteles, apartamentos, locales, restaurantes y tiendas.

Cómo dato a tener en cuenta, será en este paseo donde nos dejará el transbordador cuando lo cojamos en La Valletta, también es el punto de partida de muchas excursiones o barcos que van hacia gozo y comino, por lo que si estás interesado en visitar esas zonas, puedes informarte ahí mismo.

La zona de Tower Road

Si tienes pensado salir de compras por Malta, una de las zonas donde posiblemente vas a disfrutar será en esta calle, donde vas a encontrar prácticamente todas las grandes marcas de moda y lujo europeas, es como un gran centro comercial de calle donde encontrarás todo lo que desees.

 

Bisazza Road

Otra zona repleta de tiendas y bazares, pero en este caso, no de moda ni lujo, sino que paseando por aquí encontrarás todo tipo de tiendas de artesanía, pequeñas tiendas tradicionales, productos autóctonos que te harán descubrir un poquito más sobre el pasado y la cultura de la isla.

 

Las diferentes iglesias

A lo largo de las calles de Sliema, abundarán los edificios religiosos, te recomendamos sobretodo visitar la Holy Trinity Anglican Church, también la Iglesia de Stella Maris, muy bonita, La Parroquia del Sagrado Corazón, conocida también como Parish Church of the Sacred Hearth y la iglesia de Jesus de Nazaret. Sin duda si te gusta la arquitectura religiosa, disfrutarás de un paseo por Sliema.

 

Sliema Tower

Una torre que en la antigüedad se utilizaba como punto de visión en la costa de la ciudad, fortificada, vale la pena hacer una parada para visitarla.

 

La fortaleza de Tigne

Un fuerte de carácter militar que fue construido alrededor de 1792, el motivo de su construcción fue el temor frente a una inminente invasión francesa, se construyo en ese punto por su cercanía con La Valletta, ya que desde esa costa, podrían defender la ciudad.

Desde dicho fuerte, podremos disfrutar de una de las vistas más bonitas de Malta.

La Tower Road

Es un largo paseo junto al mar que conecta Sliema y St Julian´s, es un sitio genial para pasear, recorrerlo en bici o salir a correr si has decidido hospedarte en la ciudad.

Si tienes pensado visitar Sliema en los meses de verano, apuntalo en tu hoja de ruta, ya que a lo largo del paseo encontrarás muchas heladerías, bares variados y pubs en los que tomar algo y bailar.

La isla Manoel

Uno de los fuertes más espectaculares de todo Malta, considerado una autentica obra de ingeniería Militar, construido con una capacidad para hasta 500 soldados, sufrió fuertes bombardeos durante la segunda guerra mundial, época en la que fue utilizado como como base para los submarinos de la Royal Navi, aún así, sigue manteniéndose muy bien y si te gusta la arquitectura y sobretodo los bastiones militares, es una visita obligatoria.